6 Señales de una administración de capacitación eficaz

Convirtiendo al colaborador, en nuestra mayor ventaja competitiva

Hoy, sabemos que el recurso más valioso en la compañía es el colaborador, por lo que no es de extrañarse que las empresas se empeñen cada vez más en formar individuos funcionales y que coadyuven al crecimiento de la empresa.

Y tal vez la capacitación de personal no sea el único camino para cumplir satisfactoriamente las actividades impuestas, pero sí coloca en circunstancias de competencia a cualquier individuo, lo que se observa en la reducción o eliminación de inseguridades y miedos al realizar la actividad, en el alza del nivel de satisfacción con el puesto laboral y las actividades a desempeñar, y el desarrollo de un sentido de progreso.

Y el saber si todo lo invertido, en tiempo, dinero y esfuerzo está rindiendo fruto es una de las grandes interrogantes en el ámbito empresarial. La intencionalidad de la empresa en promover el desarrollo integral y profesional del colaborador a través de fortalecer los conocimientos técnicos requeridos para su desempeño laboral, puede verse opacada y desalentada al no notar resultados. Por ello te proponemos estas 6 señales que podrán auxiliarte en identificar si estás haciendo un buen trabajo en la capacitación de tu personal:

1. Reconocen las DEBILIDADES. Cuando los colaboradores y los líderes son capaces de identificar los puntos débiles como equipo de trabajo y, de manera proactiva, se rodean de expertos que atiendan y satisfagan las carencias, sin duda tendrán un equipo de impacto en el mercado.

2. Fortalecen las HABILIDADES. Si en tu empresa, no solo se atienden las debilidades, sino también se aprovechan al máximo sus fortalezas, notarás que tus colaboradores se sentirán motivados y apoyados para hacer lo que mejor saben hacer.

3. Reflejan BUEN ÁNIMO. Ese pequeño detalle donde el personal muestra una cordialidad y actitud positiva hacia las actividades que realiza y, hasta hace pequeñas bromas con sus compañeros, da indicios de una actitud positiva que beneficia tu proceso. Las tensiones y confrontaciones entre los colaboradores minan la confianza y respeto en el centro de trabajo, afectando notablemente la productividad y el clima laboral.

4. Hay EFICIENCIA y CALIDAD en los procesos. Definitivamente es éste, el indicador al que somos más sensibles: el ver mejoras. La capacitación se evidencia con frutos y el cliente lo nota. Comúnmente, cuando el colaborador reduce el margen de error, se permite ser creativo y culmina proyectos de mejor y pronta manera… Sabremos que nuestras plegarias han sido escuchadas. El posicionamiento de la marca de nuestra empresa dependerá mucho de este indicador.

5. Muestran ADAPTABILIDAD. El ritmo actual de cambios y la aparición de nuevas tecnologías, requieren de una elevada adaptabilidad en los procesos y equipos de trabajo. Por ejemplo: La capacitación online. El adaptarse y optar por esta modalidad genera grandes ahorros: Viáticos, material, agendas menos saturadas, procesos más eficientes… Solo adaptándote y disfrutando de las ventajas de los cambios puedes lograr mayores resultados.

6. Alcanzan la METAS. Y es esta la que más se anhela, que la inversión en el desarrollo personal del colaborador eleve el cumplimiento de objetivos y metas. La capacitación no busca únicamente la adquisición de nuevos conocimientos, sino que éstos conocimientos se vean reflejados en el comportamiento y rendimiento de la empresa. La obtención de metas a corto, mediano y largo plazo es finalmente la evidencia del crecimiento de la empresa.

Hoy está más que comprobado, que los líderes exitosos e inteligentes son aquellos que aprenden a valorar la mayor ventaja competitiva que tienen: los colaboradores de equipo. Por ello invierten tiempo, dinero y esfuerzo en asegurar su preparación y desarrollo. Y tú, ¿Incluyes el desarrollo de tus colaboradores como parte de tu estrategia de negocio? o ¿Te conformas con lo que puedan y estén dispuestos a dar a cambio de su salario y competencias actuales?

→ Es momento autoevaluarse para definir si la capacitación que has empleado, ha obtenido los resultados esperados y si no, cambiar la dirección. Acércate a tus colaboradores, comunícate asertivamente y prioriza su desarrollo personal y verás muy pronto los beneficios y ventajas competitivas de un plan de capacitación diseñado estratégicamente. Para ello, asiste a nuestro próximo evento en línea y adquiere las herramientas y metodología necesaria.

Da clic aquí para ver más información.