¿Tus metas son posibles o probables?

Desearlo puede hacerlo posible puesto que te ayuda a estar alerta a las oportunidades que la vida te pone enfrente para obtenerlo pero, no necesariamente lo hace altamente probable.

¿Qué quieres lograr este nuevo año? El 2020, tal como el anterior… se irá rápidamente y por eso no puedes dejar para después o a la suerte tus metas y objetivos.

Si ya pensaste en ellos ahora es el momento de responder a la siguiente pregunta… ¿Tus metas son posibles?

Seguramente sabes que eres capaz de lograr cualquier cosa… ¡Sí! Cualquier cosa… Si dejas todo y te concentras en un solo objetivo… y ahí es donde tu meta se pondera posible o no… Porque seguramente podríamos comenzar a trabajar medio tiempo para disfrutar más y, sin embargo nuestro bolsillo se vería afectado…Salir a hacer ejercicio en las mañanas y hacer un desayuno más rápido o para llevar…O bien trabajar en un segundo empleo o negocio y que la familia o el tiempo para el entretenimiento se vea mermado y no funcione del todo bien sino estamos dispuestos a pagar ese precio…

Así que, una vez negociados los precios y priorizadas las metas, toma las 3 más importantes y responde a la pregunta ¿Qué tan probable es que sucedan?

Desearlo puede hacerlo posible puesto que te ayuda a estar alerta a las oportunidades que la vida te pone enfrente para obtenerlo pero, no necesariamente lo hace altamente probable. He aquí mi propuesta para que aumentes drásticamente las probabilidades de cumplir tus metas este nuevo año:

Esta frase de Chris Gardner es de mis favoritas y nos recuerda que, mientras haya resistencia, habrá dolor… La única manera de asegurar tu éxito es aceptar lo que ahora tienes, eso también podría implicar tal vez reconocer lo que hiciste o dejaste de hacer que te dejo en el lugar o en la situación que estás ahora y, en todo caso, capitalizar los errores para no cometerlos nuevamente pero sintiéndote en paz y, por supuesto, agradecer todo lo que SÍ tienes es una sensación que te empodera para cumplir los retos más desafiantes.

Aceptar nuestro punto de partida y ponerse en marcha…

Tony Robbins siempre habla de tomar acción masiva, es decir, si deseas que aumente la probabilidad de éxito, no solo se trata de tener un plan B, abordar tu meta desde diferentes frentes definitivamente mejorará tus probabilidades de ver concretados tus objetivos, por ejemplo:

Si deseas trabajar menos tiempo con los mismos beneficios económicos, comienza por pensar que distracciones podrías evitar o qué hacer para estar más enfocado. Trabaja en las acciones que debas incluir en tu plan y también en las que debas eliminar.

Si deseas incrementar tus ventas, tendrías que comenzar por pensar cómo mejorar tu oferta, tu cartera pero también tus habilidades y estrategias de venta..

Si deseas disfrutar más de la vida, analiza si te es posible disminuir tus visitas o conversaciones con esas personas que te dejan con una sensación de “nada puede cambiar” o “todo va muy mal”, podrías evitar iniciar todos los días con las noticias y quizá tendrás que trabajar también el desapego con algunas emociones cotidianas que no te dejan vivir en plenitud.

Si deseas generar mayores ingresos, no solo aumentes tus actividades o empleo, además evalúa si has estado intercambiando dinero por tiempo o por resultados…

Si deseas mejorar tu salud, tendrías que pensar dejar las dietas y comenzar a instalar hábitos saludables con pequeños avances que no solo te mantengan bien este año y sumar algo de ejercicio físico.

Sean Covey explica que tu progreso se basa en dos tipos de medidas, las históricas que sirven para dar seguimiento a las metas crucialmente importantes y suelen ser aquellas por la que uno pasa mucho tiempo rezando, es decir, aumentar mi porcentaje de ingresos en un 40%, disminuir 10 kilos de peso, mejorar mi relación familiar o de amigos, tener los impuestos listos los días 10 de cada mes… Estas medidas implican que serán verificadas cuando ya son parte del pasado y eso es lo que las hace peligrosas para nuestras metas, necesarias pero peligrosas.

En cambio, las medidas de predicción se centran en las cosas de mayor impacto que se tienen que hacer para alcanzar una meta, éstas miden nuevas conductas o acciones, por ejemplo, hablar con 20 prospectos calificados diariamente, ofrecer muestras de nuestros productos o servicios a por lo menos 15 personas en el mes, llegar antes o quedarme 30 minutos cada dos semanas en la oficina para hacer mi trabajo con mayor enfoque ¡sin interrupciones! O poner un cartel y negociar con mis colegas una mañana a la semana en la que no podrán interrumpirme con trivialidades o cosas que puedan esperar unas horas, comprar una membresía o cuponera de descuentos en algún lugar para salir con mi pareja o amigos por lo menos una vez al mes.

Ahora que ya sabes exactamente qué quieres alcanzar y cómo hacerlo desde diferentes frentes, agenda fechas límites para las acciones o medidas de predicción y establece claramente cuál será el avance de tus logros durante el año o el bloque de tiempo que hayas previsto para cumplir tus metas.

Elige además un día a la semana en un horario específico para hacer una revisión de tus avances y reflexiona si el plan debe seguir igual o convendría hacer alguna mejora o corrección ¡Pon un alerta en tu teléfono!

Si las metas se lograrán en equipo, haz un tablero donde todos puedan anotar sus avances y puedan saber el de los demás integrantes y, si tu objetivo es personal, coloca tu tablero-calendario en un lugar visible de la oficina y tu casa y, si eres de los que les gusta compartir en las redes sociales… ¡Este es el mejor momento de hacerlo público!

Comprometerse públicamente es una buena forma de experimentar la eficacia de la rendición de cuentas, o bien, invierte un poco más y ponte en las manos de un coach profesional.

Esta es, según mi apreciación, la diferencia entre un sueño o meta posible y una meta altamente probable y, cuando se trata de objetivos importantes, lo ideal es no dejar nada al azar ¿no crees?


¡Nuestros mejores deseos para que ti es que tus metas y objetivos sean altamente probables y que, al finalizar este año te sientas satisfecho no solo de tus logros sino de tu capacidad para hacer realidad cualquier sueño por ambicioso que este sea!

Rosario De León

Recuerda suscribirte en la barra lateral y mantente enterado de todas nuestras publicaciones, eligiendo los temas que más te interesen.